Pueden postular todos los think tanks peruanos. La postulación es a título institucional.

¿Qué es un think tank?

Esta es una pregunta que se hacen muchos. Durante el primer año del Premio tuvimos una discusión muy interesante sobre el tema y los candidatos y ganadores muestran una gran variabilidad. La misma discusión se repitió durante los siguientes años.

Cada región y país tiene una interpretación distinta de lo que puede ser un think tank. Por ello, el jurado del Premio PODER tomará en cuenta el rico debate que existe sobre ello y reconoce que la definición, por lo menos en sus fronteras, es porosa y dinámica. En todo caso, las siguientes notas pueden ayudar a aclarar:

Un think tank también podría describirse como un centro de investigación aplicada o un instituto de políticas públicas. Una característica importante de los think tanks es que son organizaciones que llevan a cabo o utilizan investigación y análisis como insumo principal de los argumentos que desarrollan y comunican con el objetivo de inspirar e informar las políticas públicas y privadas de diversos actores políticos internacionales, nacionales y locales. 

Por lo general, nos referimos a organizaciones que buscan, a través de sus ideas, mejorar el bienestar de las personas.

¿Es la investigación académica la única que vale? No. A nivel mundial muchos de los mejores think tanks aprovechan el trabajo académico hecho por universidades (nacionales o internacionales) para construir sus propias teorías y propuestas de política. A veces el trabajo que estos realizan es descrito como análisis de políticas.

Otras veces, se enfocan en la generación y/o el análisis de data usando métodos desarrollados por terceros. Lo importante es que usen esa investigaciones y análisis para generar y promover propuestas concretas.

De hecho, un rol importante que juegan involucra la popularización de ideas académicas -traduciéndolas a un lenguaje mas accesible y práctico.

Hay muchas organizaciones que hacen investigación o usan investigación y, de vez en cuando, esta investigación es usada para informar la política pública. Por ejemplo, una corporación puede hacer investigación sobre su mercado y usar esto para intentar cambiar una ley; una ONG puede lanzar una campaña para defender un derecho sobre la base de algún estudio o reporte; incluso un medio de prensa puede hacer investigaciones y buscar promover un cambio.

Por eso es importante reconocer que no todas las organizaciones que cumplen con la función descrita arriba son think tanks.

Por ejemplo, organizaciones cuya única función es la provisión de bienes y servicios, la movilización ciudadana, el control social, o la implementación de campañas, o el periodismo no son think tanks. Son importantes pero no think tanks.

Otra característica central de los think tanks es que llevan a cabo sus acciones en público por medio de distintos canales de comunicación. Es decir, le dedican recursos y esfuerzo a la comunicación de sus estudios, ideas y argumentos. Los think tanks desean que se conozcan sus ideas y participan activamente en debates públicos. Claro, muchas veces deben realizar trabajo de ‘consultoría’ para pagar las cuentas pero siempre se aseguran de traducir lo aprendido en sus propios estudios o publicaciones. Organizan eventos públicos, buscan a los medios, etc.

Por lo tanto, organizaciones que llevan a cabo sus actividades exclusivamente en privado -por ejemplo, únicamente mediante consultorías- sin buscar comunicar ni difundir sus ideas no son think tanks.

¿Deben ser ONGs? Cuando hablamos de su naturaleza organizacional podemos ser flexibles también. Los think tanks pueden ser asociaciones privadas sin fines de lucro, así como centros de investigación alojados en o afiliados a universidades, organismos del Estado, ONGs y hasta empresas, pero con el claro propósito de hacer y usar investigación y comunicarla activamente.

Por ejemplo, puede ser un Instituto de Investigación del Estado o un Centro de Investigación de una Universidad, siempre y cuando tengan una identidad propia y distinta. En países como el Peru, donde el financiamiento para los think tanks es escaso, estas afiliaciones son estrategias válidas de sostenibilidad.

De hecho, cada vez más esperamos ver centros que funcionan como alianzas o redes, iniciativas que operan de manera enteramente digital, y hasta think tanks universitarios.

Es importante, sin embargo, que tengan una identidad propia y públicamente identificable. No pueden ser simplemente programas o departamentos de investigación dentro de otra organización cuyo giro principal es otro (e.g. bancos, ministerios, partidos, consultoras). Esto, claro, dependerá de cada caso. E invitamos a todos a enviar sus aplicaciones presentando sus argumentos.

Si aun no están seguros si su organización es un think tank pueden usar esta guía:

  • ¿Nos podríamos describir como una organización o centro o instituto de investigación que se enfoca en algún aspecto de política publica?
  • ¿Buscamos comunicar y compartir nuestras ideas y propuestas de política con los hacedores de política de forma pública?
  • ¿Tenemos como objetivo inspirar o informar la política pública pero no representamos ni promovemos, de modo oficial, los intereses de ningún grupo poblacional, gremio o alguna otro grupo de interés?
  • ¿Nos podríamos llamar a nosotros mismos un “think tank”?

Si pueden responder Sí a estas preguntas entonces es muy posible que sean un think tank.

Pero si están en duda, los invitamos a postular y argumentar en favor de su inclusión. El jurado tomará esto en cuenta.

3 thoughts on “¿Quién puede postular?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s