Entrevistas al jurado: Ramiro Portocarrero

Continuamos la serie de entrevistas al jurado con Ramiro Portocarrero, abogado especializado en regulación de servicios público. Estas entrevistas se publican como anticipo al Premio PODER 2015.

Anuncios

[Nota del editor: Como anticipo a la entrega del Premio PODER 2015, estaremos publicando una serie de entrevistas al jurado. En esta oportunidad, conversamos con Ramiro Portocarrero, abogado especializado en regulación de servicios público.]

Daniel Boyco: Los Think Tanks son un tipo de organización bastante sui generis. ¿Cuál es la importancia para la realidad peruana?

Ramiro Portocarrero: El punto fundamental es que un think tank puede poner cosas sobre la agenda, cosas que tienen que ver con la política pública, en una realidad nacional que está totalmente despreocupada con la construcción del futuro. No te voy a decir que los think tanks son una salvación, pero sí que son una manera esencial de decirte más o menos hacia dónde camina esto.

Los think tanks existen en un mundo de profesionales que tienen una relación muy particular con el mundo de mercado: tienen una cierta distancia, una cierta independencia, pueden ayudar en mucho a suplir deficiencias institucionales que son estructurales y que en el corto plazo no se van a regular. Por la posibilidad de generar conciencia sobre los problemas que tienen que ser atacados hoy, en ausencia de instituciones muy fuertes, hace de los think tanks una salida sensata. La difusión de esa posibilidad a través del Premio PODER constituye una herramienta valiosísima para poder seguir impulsando el país.

DB: ¿Cuál es la importancia del premio poder en este contexto?

RP: Clave, porque contribuye a la institucionalización de esta difusión y a la posibilidad de creación de corrientes de opinión y de pensamiento independiente con gente especializada. Ademas, creo que el premio poder puede servir de un puente entre sectores que a veces no se conversan.

DB: Genera un espacio común entre los think tanks del Perú, digamos…

RP: Eso, y creo que es algo muy importante, que se sepa qué se está haciendo. Yo creo que en tareas o labores como éstas, que se sepa qué se está haciendo quién lo está haciendo bien es esencial.

DB: ¿Qué es lo que va a buscar el jurado premiar en los postulantes?

RP: Es una pregunta complicada, porque somos varios en el jurado. Cada uno mira las cosas que más conoce. Creo que ahí es importante la profundidad del análisis y la información que se revise.

Un tema que creo que es muy importante: si se trata de formar corrientes de opinión en materia de política pública, qué tan rápidamente aplicable y qué tan listo está lo que el think tank propone. Por ejemplo, un think tank que está trabajando sectores regulados y advierte que hay un sector tarifario importante y propone una solución directa, fuera de poner en sí en el tapete, qué tan bien están funcionando los organismos reguladores y dar una solución, es un asunto que tiene que ser respetado, respaldado y elegido; uno mira la densidad del trabajo para llegar a las conclusiones y la aplicabilidad de las conclusiones en el corto plazo para cambiar.

DB: ¿Hay alguna categoría que le haya llamado un poco la atención o que tengamos un poco más de expectativa?

RP: Premio al think tank de provincia es una categoría fascinante porque tiene que ver mucho con espacios que tienen que ser conquistados y que están siendo conquistados y trabajados probablemente desde y para la región. Digamos, no creo que haya un think tank en Arequipa que trabaje el tráfico en la ciudad de Lima. Es interesante ver cómo el mismo Arequipa se mira a sí mismo y qué cosas propone, qué cosas diagnostica y qué cosas empuja. También llama bastante la atención el premio a los think tanks nuevos, pues permite identificar a qué espacio se está pensando, porque se necesitan pensar cosas, organizadas.

DB: Para terminar, ¿alguna recomendación que podríamos hacer a los postulantes a los think tanks del Perú?

RP: Lo que hay que decirle a los postulantes es que se sepan reconocer como tales, yo creo que la tarea más importante de hacerse un espacio. Entre la academia y las grandes consultorías, hay que darse cuenta de que muchas organizaciones en el medio, aunque no lo sepan, pueden ser consideradas think tanks. Hay un ejercicio de autoconciencia, de saber quién es uno para mandarse a postular, porque además muchas oficinas y muchas organizaciones se podrían beneficiar de saber que no están solos y que hay mucha gente con mucha vocación de cambio que está trabajando temas por el país y que pueden ser importantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s