Entrevistas al jurado: Carolina Trivelli

Conversamos con Carolina Trivelli, miembro del jurado, para discutir sobre la escena de think tanks en el Perú y de la importancia del Premio PODER en este contexto.

Anuncios

[Nota del editor: Como anticipo a la entrega del Premio PODER 2015, estaremos publicando una serie de entrevistas al jurado.]

Conversamos con Carolina Trivelli, miembro del jurado del Premio PODER 2015. Ha sido Ministra de Desarrollo e Inclusión Social entre los años 2011 y 2013, y actualmente se desempeña Gerente del Proyecto de Dinero Electrónico de CEFI de ASBANC.

Daniel Boyco: En un contexto como el peruano, donde estas instituciones no necesariamente se llaman a sí mismas think tanks, ¿cuál es la importancia que tienen este tipo de instituciones para la realidad nacional?

Carolina Trivelli: Toda la idea del think tank, es decir el centro de investigación para hacer incidencia en política pública, tiene importancia en dos rutas. Una, en propuestas para mejorar lo que se hace en la esfera pública, para mejorar la calidad, la pertinencia, el resultado, etc., de lo que se hace dentro de lo público. Pero también sirve para hacer contrapeso a lo que se hace desde la esfera pública. Un think tank, como ente privado con experiencia internacional o en su base de trabajo, puede pensar en maneras distintas de solucionar problemas. Un funcionario público puede tener ciertas maneras de hacer las cosas, pero un think tank puede que le diga: un momentito, esa no es una muy buena idea y no podemos fomentar que caigamos en esa tontería nuevamente. Es un modo de rol muy propositivo y un rol muy protector de contención de algunas de las iniciativas que hay en el sector público.

No solo se trata de ser capaces de hacer propuestas que aterricen en políticas públicas, sino también tener la institucionalidad y el soporte para contener las políticas públicas. Creo que este doble juego es lo que lo hace importante. En un caso como el peruano, con una fragilidad institucionalidad tan grande, con un sector público con altísimos niveles de rotación pero con mucha capacidad de gasto, es fundamental tener estos pesos y contrapesos desde la sociedad civil.

DB: Los think tanks vienen desde distintos sectores: algunos vienen del sector privado, otros del público, y cada uno aporta desde su propio punto de vista. ¿Podemos decir que hacen falta más think tanks en el Perú?

CT: Por supuesto. Lo que falta en el Perú es diversificar la oferta de think tanks. El grueso de think tanks del Perú, los más consolidados, son muy tradicionales. Necesitamos más de los otros think tanks, de los que alimentan determinados sectores: ¿Cuál es el think tank de los empresarios?  La CONFIEP, por ejemplo, no tiene think tank. Debería tener para hacer incidencia en los temas que más le importan.

Además, otros sectores sociales terminan generando agendas que algún think tank se compra. Por ejemplo, el movimiento indígena del Perú, ¿quién es el think tank del movimiento indígena? Puede ser OXFAM, ¿pero dónde está el think tank local? Para mayor número de agendas se necesita más think tanks. En algunos sectores donde sí tienes alguna oferta, pero en otros no. En otros, los únicos que los representan son los think tanks más tradicionales, si es que buenamente a su gente le interesó el tema. Si no, no están.

DB: Otro tema con los think tanks es que, por no ser instituciones que producen sus propios recursos, un camino que pueden tomar es el de hacer consultorías, otro es financiamiento externo (nacional o internacional). Ambos tienen consecuencias. En su opinión, ¿cuáles serían éstas?

CT: Los think tanks enfrentan un desafío bien complejo: el de la independencia. Tú quieres mantenerte con una independencia suficiente para producir conocimiento sólido y sostenible, pero que no necesariamente va acorde a una consultoría. Yo creo que el modelo de think tank-consultor es el que hace consultoría sobre aquello en lo que tiene investigación científica. Pero tenemos muchos que más bien son al revés, que hacen consultorías y a partir de ellas hacen incidencia y generan más conocimiento. Son más como consultoras que buscan ser think tanks.

DB: También la pregunta es si con el financiamiento internacional se fomenta que se toquen temas propuestos desde una agenda internacional, que no necesariamente nacen de la realidad nacional.

CT: Sí y no. Ha habido mucha discusión sobre eso. En mi experiencia particular en el IEP, cada investigador toma un tema y busca una financiamiento para ese tema. Es como una cooperativa. Si un tema no me interesa, no lo investigo.

También depende de los grados de libertad que tenga el think tank. Es necesario que esos think tanks tengan un mínimo de estabilidad financiera. Eso puede venir porque genera recursos propios, ya sea por consultoría u otras fuentes; porque tienen un patrimonio que les permite sobrevivir; o porque tienen uno de esos fondos más abiertos y le permiten más bien consolidar su libertad y su posibilidad de decidir qué es lo que van a hacer. Yo creo que hoy se valora la capacidad institucional, la posibilidad de tener libertad. Un gran ejemplo de eso es el Think Tank Initiative.

DB: ¿Existen fuentes de financiamiento doméstico en el Perú?

CT: No, no existen fuentes domésticas y esa es parte de los problemas. Es una locura que en un país como el Perú, por los recursos que tiene, por la demanda de conocimiento y las mejores políticas que tiene el Perú, no haya ninguna posibilidad de que haya un financiamiento público. Puedes acceder a fondos como el FONDECYT, pero tienes que hacer innovación científica, no para hacer incidencia en política.

La única manera de acceder a recursos públicos es por medio de una consultoría. Significa trabajar con el Estado de manera micro, súper puntual y lo menos constructivo de una relación con el Estado, porque no es un financiamiento en sí, no es auditable, sino es un contrato.

DB: Hablemos del Premio Poder, ¿cuál es la importancia de este premio para el contexto peruano?

CT: Primero, sirve para mostrar la existencia de think tanks y, a la vez, la carencia de estos mismos. Juega un rol fundamental en crear un espacio para los think tanks en el imaginario nacional. Pero la comunidad de think tanks en el Perú no es suficientemente grande. Creo que eso es bien importante para ponerlo en el imaginario del policy maker y de los que están en los think tanks.

¿Cuál es la función social del think tank? Eso es una cosa que sí se puede lucir a partir de la existencia del concurso, ya le da un piso sobre el cual decir que sí existen y ahí están, son un grupo, participan, muy chico, muy grande, pero ahí están.

DB: Como jurado, ¿qué es lo que se va a buscar de los think tanks que postulen?

CT: Uno cosa es qué es lo que han hecho, qué es lo que pueden mostrar como efectividad, en su rol de think tank: crear conocimiento, diseminarlo, discutirlo, incidir, lograr cambio. Cuál ha sido el impacto de sus actividades en la política pública, cuál es ese proceso de generar aportes en la comunidad sobre un tema particular, sobre una atención entre dos opciones. Ese tipo de cosas son las que uno tiene que esperar del think tank en algunas de estas líneas: proponiendo cosas o conteniendo cosas

Ya sabemos que la profesionalización del think tank implica hacer investigación, publicar, discutir, ir a contarle a la persona correcta, hacer el resumen, ponerlo en el periódico, ir al programa de TV e ir a las 80 entidades públicas a contar por qué han sacado esas conclusiones… Tiene que haber un esfuerzo por generar incidencia, no solo producir el conocimiento o convocar una reunión.

DB: ¿Qué le podemos decir a los think tanks de provincia, por ejemplo?

CT: Los think tank en provincia tienen más dificultades. Hay que tomar en cuenta que van a ser evaluados reconociendo las dificultades y limitaciones que hay en su entorno para el desarrollo de un think tank. En provincias es dónde más necesitamos acción de think tank, sobre todo para contener esta llegada de think tanks locales que no tienen socios con quién colaborar, con quién competir. Necesitamos realmente trabajar el tema local. Además hay un rol formativo en los think tanks a futuros funcionarios públicos y también hay un rol ahí que cumplir.

One thought on “Entrevistas al jurado: Carolina Trivelli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s